Quiénes Somos

Dolores Hidalgo oficialmente como Dolores Hidalgo Cuna de la Independencia Nacional es uno de los 46 municipios del estado mexicano de Guanajuato. Se ubica en la región norte-centro de su territorio y tiene una extensión de 1656,18 km².

La ciudad es reconocida como la Cuna de la Independencia Nacional, pues el atrio de su Parroquia fue testigo del Grito de Dolores la convocatoria inicial para tomar las armas en contra del régimen virreinal y de la corona española emitida por el presbítero Miguel Hidalgo y Costilla la madrugada del 16 de septiembre de 1810. Fue el cura Hidalgo quien desde antes de este suceso histórico enseñaba el oficio de la alfarería a la comunidad, iniciando un pueblo alfarero.


Dolores Hidalgo, Guanajuato


Desde entonces, surge nuestros antepasados de apellido Gámez quienes fueron artesanos, los cuales se unieron al movimiento de Independencia y libertad. Unos de los más antiguos y destacados precursores de la alfarería en la ciudad fue Jesús Gámez Martínez, que a su vez heredó el oficio a sus hijos de generación en generación.



La Talavera es considerada una de las más distinguidas tradiciones artesanales de la ciudad, por su delicada manufactura ya que todas las piezas son hechas a mano por nuestros artesanos que dedican su vida a enorgullecer a México, trabajando día a día en poner en alto el nombre de nuestro país. Se emplea principalmente para utensilios de uso común como platos, macetas, floreros, figuras decorativas, entre otros. Contando con una amplia diversidad de productos Artesanos Gámez se ha colocado como una de las empresas a nivel internacional que más exporta talavera a los Estados Unidos, entre otros países.

Productos Nuevos

No se puede comprar felicidad, pero se puede comprar talavera.

El proceso de nuestras piezas

Proceso de Cerámica

En el proceso  de la cerámica, se pueden emplear diferentes técnicas, dependiendo del uso que se le vaya a dar. En cuanto a la cerámica decorativa y artesanal, uno de los procedimientos más habituales que se usa es el que se verá a continuación.

Preparación de mezcla y llenado de moldes

En el proceso de la cerámica el material que se utiliza es el barro, el primer paso es la preparación de la mezcla y llenado de moldes, para esto es necesario humedecer los moldes de yeso y asegurarse que estén bien limpios, posteriormente estos se empiezan a llenar con la mezcla, cuando la pieza se empiece a endurecer hay que quitarle los excesos del barro que salen del molde.

Desmolde de pieza

El siguiente paso es desmoldar la pieza, que es quitar los moldes cuando la pieza ya este endurecida, posteriormente las piezas se llevan al área de pulido donde se busca pulir la pieza con una esponja remojada en agua, para que esta tenga una superficie mas lisa y de mejor calidad. Ya que las piezas estén pulidas lo siguiente es sacarlas a secar al sol.

Primer Horneado

Cuando las piezas estén secas se empieza a cargar el horno, ya que las piezas deben someterse al proceso de cocción para que adquiera su consistencia cerámica. Para ello tiene que hornearse a temperaturas de entre 980º y 1020º, y en ese momento adoptará una tonalidad característica según el tipo de mezcla. La pieza horneada resultante no tiene brillo, porque es la base sobre la que se aplicarán diferentes elementos decorativos.

Jahuete

Cuando la pieza sale del horno ya cosida se le da el nombre de jahuete, hay que esperar a que la pieza se enfrié, para poder empezar con la decoración de la pieza. 

Esmaltado

La decoración de nuestros productos pasa por los siguientes pasos, el primer paso es el vidriado o esmaltado este consiste en bañar la pieza con una base blanca y se pone a secar.

Trazado

En cuanto el esmaltado se seque se empieza con el proceso de trazado, aquí se empieza a trazar la decoración que va a llevar, en esta fase la creatividad de los artesanos es lo más importante.

Rellenado

Ya que la pieza este trazada lo que sigue es ponerle un poco de color a la pieza, darle vida. Este paso se llama rellenado, se usa una gran variedad de esmaltes combinados con pigmentos para dar los detalles a cada una de las piezas.

Segundo Horneado

A continuación que las piezas estén decoradas se acomodan para ser horneadas por segunda vez esto para fijar los colores, esta vez a unos 1050°C que puede llegar a 1200º. En este paso hay que tener especial cuidado, ya que la pintura se puede desprender fácilmente. En esta cocción la pieza toma su color y textura definitiva, y ya saldrá lista para su uso.

La pieza esta lista

Y así es como preparamos las piezas en Artesanos Gámez.


Contáctanos

Déjanos tus datos y en breve nos comunicamos.